¡Chihuahua, una maravilla para el paladar!

La gastronomía es sin duda uno de los atributos más maravillosos y diversos de nuestro país, los platillos mexicanos nos hacen vivir una experiencia y son capaces de regresarnos a nuestras raíces. Representan un emblema de la cultura y las tradiciones. Todos los procesos, colores y olores forman parte fundamental del sabor de nuestra comida.

La gastronomía mexicana también ha resultado ser un importante incentivo para el turismo de varios países. Según una estadística de la SECTUR, el 27% de los turistas estadounidenses y el 44% de los canadienses que visitan el país, lo hacen con el principal objetivo de experimentar los sabores que México tiene para ofrecerles, y un tercio del gasto total de los turistas internacionales esta directamente relacionado con la industria gastronómica.

Es por esto que la comida mexicana se ha convertido en toda una experiencia de cultura y tradiciones, cada uno de los estados cuenta con sus propios platillos típicos y sus métodos únicos de preparación de los alimentos.

Chihuahua, el gran estado de México no se queda atrás en materia gastronómica, en este lugar al norte del país encontrarás una enorme variedad de platillos que enamorarán tu paladar. Un poco de historia sobre estas delicias; debido a los climas extremos en el estado de Chihuahua, los antiguos habitantes de la región debían adaptarse a los cortos periodos de cosecha. Es por esta razón que desarrollaron varios métodos de deshidratación de los alimentos, con el fin de sobrevivir a las grandes sequías; de ahí nacen los deliciosos platillos como la carne seca y las frutas deshidratadas.

La base de la comida chihuahuense son los platillos con carne de res, ya que el ganado bovino es abundante en está región del país. De esta base se derivan una enorme cantidad de platillos típicos que sin duda saciarán tu antojo.

Algunos de los más reconocidos son:

El chile colorado con carne seca, los burritos con carne y queso, la machaca con huelo a la mexicana, el chile con asadero, el chile pasado con queso o carne, las tortillas de harina, la carne asada al carbón o los cortes estilo americano, el chorizo serrano; y si no eres muy carnívoro, también existen otras deliciosas opciones que no podrás dejar de probar como el caldo de bagre con verduras, también llamado caldo de oso, la mojarra frita o la trucha arco iris. Además de estos deliciosos platillos, Chihuahua se distingue por su gran variedad de lácteos, como el queso ranchero, el queso menonita o chihuahua, el queso asadero y la mantequilla.

Si aún te quedaste con un espacio para el postre no puedes perderte los deliciosos orejones de fruta deshidratada o el pay de nuez y de manzana.

Estas son solo algunas de las delicias que podrás degustar en tu próximo viaje a Chihuahua, ¡no te pierdas la oportunidad de comer como todo un rey!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *