Noticias

Alertas emitida por EU disminuyen turismo en México


El 8 febrero de 2012 fue la primera vez que el gobierno de Estados Unidos lanzó una alerta de viaje sobre Guerrero. Los “focos rojos” eran Acapulco, Zihuatanejo y Taxco.

“Manténgase cerca de sus hoteles”, esa era la principal recomendación. Ese año, 8 mil 554 turistas estadounidenses llegaron, vía aérea, a las playas de Acapulco. En 2014, y con la alerta vigente, el número de visitantes de ese país bajó a 6 mil 206, de acuerdo con datos de la Secretaría de Turismo. En dos años, el puerto perdió a 2 mil 348 de sus turistas estadounidenses.

Protestas sociales, ejecuciones, secuestros, violencia y las advertencias de Estados Unidos hicieron que los vacacionistas internacionales se alejaran del puerto. “No podemos desestimar las alertas, porque son instrumentos muy útiles para los turistas, (…) aunque no es lo mismo Punta Diamante, en donde hay condiciones de seguridad bastante aceptables, a otras zonas que están en la bahía y que son altamente riesgosas”, explica Pablo Álvarez Icaza, profesor de la Escuela Superior de Turismo del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Turismo internacional

La Organización Mundial del Turismo (OMT) informó que México elevó su posición dentro del ranking de los 10 países más visitados, al pasar del noveno al octavo lugar. Al mismo tiempo, 2016 fue uno de los años en que los turistas internacionales gastaron más en territorio azteca: 19 mil 600 millones de dólares, según los datos del Banco de México.

Esta nueva posición en el ranking de la OMT responde a diversos factores, entre ellos la caída de un punto turístico tan importante como Turquía, sitio que tuvo un mal año y perdió 30% de sus visitantes en tan sólo 12 meses. La principal razón: los problemas de seguridad. Este país es un claro ejemplo de que la violencia de un territorio puede terminar alejando a sus turistas, dice Francisco Madrid, director de la Facultad de Turismo y Gastronomía de la Universidad Anáhuac. “El notable descenso de Turquía se debe a una sucesiva presencia de actos terroristas en los que, finalmente, el turista sí reconoce el riesgo y modifica sus patrones de búsqueda”, explica.

En 2016, México registró la entrada, vía aérea, de 16 millones de viajeros internacionales. Seis de cada 10, es decir 9 millones 600 mil, provenían de Estados Unidos. Enrique de la Madrid, secretario de Turismo, ha reiterado que la meta es que “en dos años México pueda escalar al séptimo lugar del ranking de la OMT”. Un pronóstico complicado si se toma en cuenta que el principal mercado, es decir el estadounidense, considera insegura la mitad del país.

Las llegadas norteamericanas se concentran en Cancún, Ciudad de México, Los Cabos, Puerto Vallarta y Guadalajara, según datos de la Sectur. “Aunque no se puede negar que hay un problema importante de seguridad, el hecho de que estas ciudades continúen siendo las más visitadas quiere decir que hasta ahora no hay una afectación grave derivada de las alertas”, asegura.

Además de los norteamericanos, los viajeros de Canadá, Reino Unido, Colombia y Argentina son las otras nacionalidades que más visitan México.

 

Fuente: Vanguardia


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *